Riquezas Minerales

E L subsuelo africano es de una riqueza extremada. Los minerales

metálicos, cuyos filones se diseminan en los terrenos primarios, son

pródigos en los viejos suelos africanos. Abunda el oro. África es de

todos los continentes el mayor productor del precioso metal, que se

halla no solamente en la Unión Sudafricana, primer país productor

del mundo, sino también en la Rodesia del Sur, Costa de Oro, Congo belga y África Occidental francesa.

Para los metales industriales, la importancia del África se incrementa constantemente: para el cobre (del que Rodesia del Norte y Congo

belga son los principales productores), para el estaño (Congo belga,

Nigeria), el manganeso (Marruecos), el hierro (Argelia y Túnez), el

cobalto (Katanga belga y Rodesia del Norte), el cromo (Unión Sud’

africana). En fin, también para esos nuevos vencedores del mundo

moderno que son el radio y el uranio.

Por ello ante las crecientes necesidades de algunos minerales que

se derivan de una amplia política de rearme, las grandes potencias

occidentales dirigen su atención, en lugar preferente, al continente

africano. La considerable importancia que éste representa en el conjunto mundial de producción de minerales de interés estratégico se

acrecienta notablemente al considerar que grandes zonas de producción de los mismos, especialmente en Asia, han sido controladas por

el enemigo en potencia o se hallan enclavadas en zonas de fricción

que hace muy difícil su extracción. África, en su maciza extensión

geográfica encierra ingentes riquezas minerales del más alto interés

para la industria de los armamentos. En este aspecto es vital para el

Occidente en épocas de inquietud bélica.

En los programas de rearme aprobados por las potencias occidentales se concede especial atención a la necesidad de cuidar del debido

abastecimiento de minerales a las industrias dedicadas a la fabricación

de material de guerra.

9En los momentos actuales en que las necesidades de algunos  m i’

nerales se hallan en auge, resulta difícil suministrar las cantidades

que de ellos precisan tales industrias. Esta circunstancia ha estimu’

lado a los Gobiernos interesados a buscar en los territorios africanos

las fuentes de materias primas necesarias para completar sus progra’

mas de rearme. Por ello constantemente, obedeciendo a planes cien’

tíficamente concebidos, se realizan sondeos y prospecciones geológicas

encaminadas a la localización de nuevos criaderos y a la determinación

del volumen de las reservas con que cuentan los actualmente expió–,

tados.

En este aspecto, la Gran Bretaña, en su Plan de cuatro años país

la estabilidad económica, dedica extremada atención a la cuestión cié

los minerales. de interés estratégico. En los cuestionarios circulados

a la industria minera se plantean preguntas como ésta: ¿ Cómo afectara a los mercados del hemisferio occidental la explotación intensi’

ficada de los yacimientos de cobre de Rodesia? El hecho de que !a

industrialización mundial supone el aumento de consumo de ciertos

metales implica la explotación de nuevos yacimientos minerales, y

este factor preocupa ampliamente a las autoridades británicas.

Especialmente interesados en este problema están los Estados

Unidos. Sus necesidades industriales se hallan íntimamente ligadas

a la producción mineral africana, hasta tal punto que un corte en los

suministros de este continente paralizaría totalmente la industria americana en determinados armamentos vitales.

E L subsuelo africano es de una riqueza extremada. Los minerales

metálicos, cuyos filones se diseminan en los terrenos primarios, son

pródigos en los viejos suelos africanos. Abunda el oro. África es de

todos los continentes el mayor productor del precioso metal, que se

halla no solamente en la Unión Sudafricana, primer país productor

del mundo, sino también en la Rodesia del Sur, Costa de Oro, Congo belga y África Occidental francesa.

Para los metales industriales, la importancia del África se incrementa constantemente: para el cobre (del que Rodesia del Norte y Congo

belga son los principales productores), para el estaño (Congo belga,

Nigeria), el manganeso (Marruecos), el hierro (Argelia y Túnez), el

cobalto (Katanga belga y Rodesia del Norte), el cromo (Unión Sud’

africana). En fin, también para esos nuevos vencedores del mundo

moderno que son el radio y el uranio.

Por ello ante las crecientes necesidades de algunos minerales que

se derivan de una amplia política de rearme, las grandes potencias

occidentales dirigen su atención, en lugar preferente, al continente

africano. La considerable importancia que éste representa en el conjunto mundial de producción de minerales de interés estratégico se

acrecienta notablemente al considerar que grandes zonas de producción de los mismos, especialmente en Asia, han sido controladas por

el enemigo en potencia o se hallan enclavadas en zonas de fricción

que hace muy difícil su extracción. África, en su maciza extensión

geográfica encierra ingentes riquezas minerales del más alto interés

para la industria de los armamentos. En este aspecto es vital para el

Occidente en épocas de inquietud bélica.

En los programas de rearme aprobados por las potencias occidentales se concede especial atención a la necesidad de cuidar del debido

abastecimiento de minerales a las industrias dedicadas a la fabricación

de material de guerra.

9En los momentos actuales en que las necesidades de algunos  m i’

nerales se hallan en auge, resulta difícil suministrar las cantidades

que de ellos precisan tales industrias. Esta circunstancia ha estimu’

lado a los Gobiernos interesados a buscar en los territorios africanos

las fuentes de materias primas necesarias para completar sus progra’

mas de rearme. Por ello constantemente, obedeciendo a planes cien’

tíficamente concebidos, se realizan sondeos y prospecciones geológicas

encaminadas a la localización de nuevos criaderos y a la determinación

del volumen de las reservas con que cuentan los actualmente expió–,

tados.

En este aspecto, la Gran Bretaña, en su Plan de cuatro años país

la estabilidad económica, dedica extremada atención a la cuestión cié

los minerales. de interés estratégico. En los cuestionarios circulados

a la industria minera se plantean preguntas como ésta: ¿ Cómo afectara a los mercados del hemisferio occidental la explotación intensi’

ficada de los yacimientos de cobre de Rodesia? El hecho de que !a

industrialización mundial supone el aumento de consumo de ciertos

metales implica la explotación de nuevos yacimientos minerales, y

este factor preocupa ampliamente a las autoridades británicas.

Especialmente interesados en este problema están los Estados

Unidos. Sus necesidades industriales se hallan íntimamente ligadas

a la producción mineral africana, hasta tal punto que un corte en los

suministros de este continente paralizaría totalmente la industria americana en determinados armamentos vitales.

        

Anuncios

3 comentarios (+add yours?)

  1. EMILIO ORTEGA QUINTA
    Dic 19, 2014 @ 11:33:40

    HAY UN MINERAL LLAMADO COLTON, KOLTON, O ALGO PARECIDO QUE SE DA SOLO EN EL CONGO, PERO NO VIENE AQUI. ES MATERIA PRIMA DE TELEFONIA MODERNA, ORDENADORES, TELEVISIONES, ETC.

    Responder

  2. diana valeria carbajal martinez
    Jul 06, 2016 @ 23:17:00

    no me gusta tanto esta pagina

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: